La tranquilidad y sencillez de sus pueblos, la vida de sus zonas turísticas o la grandeza de sus municipios; la isla abarca un amplio abanico de posibilidades que hace que busques lo que busques, en Fuerteventura lo encontrarás.

Desde las zonas más turísticas y populares, como Corralejo, Caleta de Fuste, Morro Jable o Costa Calma, hasta zonas más tranquilas, como los pueblos de El Cotillo o Las Playitas. Y todas ellas, sin perder ni un ápice de la belleza que caracteriza a la isla.

Destinos populares

Corralejo, en la zona norte de la isla. Caleta de Fuste, en la costa este. Al norte, Costa Calma, en la península de Jandía. Y al sureste, Morro Jable, en el extremo sur de Fuerteventura.

Todos los destinos en la costa, repletos de playas paradisíacas, excelentes hoteles y al amparo de uno de los mejores climas del planeta. Todos, con detalles y singularidades que las hacen únicos.

Corralejo

Corralejo se encuentra en el norte de Fuerteventura y es uno de los destinos más visitados de la isla. Descubre sus playas, restaurantes, hoteles y más.

Corralejo

Costa Calma

Costa Calma es un lugar tranquilo, de clima excepcional y playas excelentes, situado en el sur de Fuerteventura.

Costa Calma

Morro Jable

Morro Jable se encuentra en el extremo sur de Fuerteventura, en una ubicación privilegia, con las mejores playas de la isla en sus alrededores.

Playa del Matorral

Caleta de Fuste

Caleta de Fuste se encuentra situado en la zona central de la isla, en el municipio de Antigua.

Playa del Castillo

MunicipiosFuerteventura Mapa

Fuerteventura se divide en 6 municipios, cada uno con su propia historia y sus muchos detalles que los hacen fascinantes. Son los siguientes:

  • La Oliva
  • Puerto del Rosario
  • Betancuria
  • Antigua
  • Tuineje
  • Pájara

Pueblos y localidades

Iglesia de Antigua

Alejados del bullicio y las aglomeraciones turísticas de otras zonas de la isla, así son los pueblos de Fuerteventura, pequeños oasis de tranquilidad que han sabido mantener su esencia frente a la homogeneidad que, en muchos casos, impone el turismo, como El Cotillo, un pequeño pueblo pesquero que reboza magia en cada uno de sus rincones.

Bien sean pueblos de interior o de costa, todos tienen en común que son lugares cargados de belleza, donde la vida transcurre a otro ritmo, destinos ideales para desconectar del estrés diario.