Coche, guagua, taxi o transfer.

Por lo general, lo más cómodo es alquilar un coche y recorrer la isla a tu antojo, aunque siempre dependerá de tus necesidades. Será la opción más económica si pretendemos hacer varios desplazamientos.

También existe una completa red de guaguas que cubre todo el territorio insular, con una frecuencia de paso aceptable. Y, por supuesto, encontrarás taxis en cualquier rincón de la isla.

Si quieres olvidarte por competo de los desplazamientos, tienes la opción de contratar un transfer.